La psicología del tenis: momentos críticos durante el partido

El tenis es un deporte sumamente mental. Los partidos son largos, la concentración, confianza y fortaleza mental son difíciles de mantener por periodos prolongados de tiempo, así como recuperarlas. Hay altibajos en estas situaciones críticas, propias de este deporte que ameritan el buen funcionamiento del aspecto mental si se desea llegar al más alto nivel en el deporte blanco.

El tenis se debe beneficiar de una serie de elementos psicológicos como son:

• Autoestima
• Control emocional
• Activación
• Fortaleza mental
• Visualización
• Concentración

Estos elementos son ampliamente conocidos, pero hay momentos en los partidos en que todo este conjunto de elementos, que forman parte de todo el bagaje psicológico que debe tener el tenista se tienen que conjugar y aparecer con más fuerza en los momentos críticos o claves de un partido de tenis.

Características de personalidad de un tenista exitoso:


• Fortaleza mental
• Concentración
• Tolerancia a la frustración
• Tolerancia al dolor
• Perseverancia
• Capacidad de lucha incansable, pelear hasta el final
• Control emocional:
- Capacidad de recuperarse emocionalmente de caídas importantes o claves en sets o games.
- Mantener en control a las emociones negativas (frustración, cólera, enojo, rabia, etc.)
- Mantener la afluencia de energía positiva, basándose principalmente en la alegría de jugar y la diversión.
- Capacidad de controlarse a sí mismo
• Confianza: o Capacidad de tener confianza o Capacidad de recobrar la confianza

¿Cómo incrementar la confianza?

A continuación enumeramos una serie de técnicas y/o estrategias para incrementar la confianza:

• Utilizar la misma pelota con que se hizo el punto ganador anterior.
• No secarse el sudor mientras se ha ganado un punto.
• Secarse el sudor con una toalla cuando se ha perdido un punto.
• Cambiarse de polo cuando se está perdiendo.
• Cambiar de raqueta cuando se está perdiendo.
• Solicitar apoyo de la hinchada (sobre todo si está a su favor o se es local).
• Festejar los puntos clave (no festejar por festejar, sino sólo los puntos importantes).
• Decirse palabras o frases claves Utilizar un uniforme de colores intensos.
• Apurar el partido cuando se está ganando, aprovechar el buen nivel propio y aprovechar el bajo nivel del otro.
• Tomarse el tiempo necesario cuando se está perdiendo, para preoxigenarse, recuperar concentración, confianza y fortaleza mental, mediante rutinas mentales (deben haber sido trabajadas con un psicólogo deportivo previamente).
• Mantener una postura ganadora a pesar de situaciones adversas (erguido, cabeza levantada, hombros atrás, mirada al frente, etc.). No mostrar una postura de derrota, esto será percibido y aprovechado por el oponente. Darse la vuelta rápidamente ante el error o punto a favor del oponente, cerrando mentalmente la puerta de ese punto, rápidamente y pasar al siguiente.
• Ante el error, no ofuscarse, sino automáticamente repetir el movimiento en el aire, corrigiendo la falla técnica.

Se puede escoger las estrategias que más acomoden o se puede ir variando de acuerdo a las circunstancias, pero el ideal es trabajarlo con un psicólogo especialista en deporte, sí tiene experiencia en tenis mejor, para trabajar en función a las características de personalidad e ir viendo que es lo que se acomoda a él, respetando siempre sus estilos de pensamiento.


Estrategias para incrementar la concentración:

• Hacer picar la pelota.
• Mirar la pelota.
• Mirar las cuerdas.
• Acomodar las cuerdas.
• Enfocarse en jugar punto por punto, lo que pasó ya pasó y lo que vendrá no se sabe.
• Sólo existe el presente, el aquí y el ahora.
• Utilizar una toalla en la cabeza es una buena forma de aislarse del entorno, para centrarse en uno mismo.
• No adelantarse a las circunstancias.
• Atarse los cordones.

Hay que recordar que estas aplicaciones no tendrán resultados si no se practican, deben automatizarse hasta formar parte del repertorio personal del tenista, hasta que se den sin pensarlo. Deben darse de forma natural, automática y espontánea y eso es el resultado de la práctica y el trabajo. No se puede dominar las habilidades mentales sin entrenamientos, se deben practicar así como las habilidades técnicas y físicas. Hay que recordar que uno no debe desanimarse si no funcionan las primeras veces. El que persevera triunfa.

Situaciones claves del partido:

• Primeros games: Los primeros games son de reconocimiento y de entrada en calor. Aquel tenista que tenga la capacidad para leer el partido tempranamente o de entrar con la activación adecuada, podrá sacar ventaja de estos momentos iniciales del partido y generar un desconcierto en el rival.
• 0-40 o 40-0: Este marcador siempre es una situación compleja, el jugador que está arriba puede salirse del presente y transportarse automáticamente al siguiente game y/o set, ya que al tener una ventaja tan amplia puede dar el game por terminado en su mente, lo que puede ocasionar la remontada del rival. Cuando esto sucede y le voltean el game es una situación dura y difícil para el jugador que perdió, necesitando las herramientas mentales adecuadas para poder recuperarse de esta situación. Por otro lado, el que está abajo puede dar por terminado el game y “tirar la toalla”, dando un game sin esfuerzo para el otro, cuando aún no ha terminado.
• Deuce (empate): En deuce el que tiene mayor presión es el que tiene el saque, por el temor a que se lo puedan quebrar. Pero el que está apunto de quebrar también puede ponerse ansioso o nervioso por la cercanía de poder quebrarle el saque al rival. Y esto llevará más presión a uno u otro en relación de quién lleva la ventaja en el set y el global del partido.
• Segundo servicio: El segundo saque le quita confianza al jugador ya que no puede errar y darle un punto al contrincante. Lo piensa dos veces antes de arriesgar, prefiriendo asegurarlo dándole una buena oportunidad al que recibe para contraatacar un saque “seguro”.
• 4to, 5to y 6to games: Los tres últimos games son el final del set, es en donde aumentan las presiones, ansiedades por ganar y/o apurar el partido, el aspecto psicológico para estas situaciones es determinante y de suma importancia.
• Cuarto game: El número 4 en tenis implica un cambio psicológico en ambos jugadores. Es cuando ya se pasó la barrera de la primera mitad del set, es cuando las exigencias y presiones aumentan y los puntos y games se vuelven más decisivos. A partir del cuarto game se comienzan a definir las cosas, por lo que la presión se incrementa, comienza la curva de descenso del set (4–0, 4-1, 4-2 o 4-3), los quiebres de games son más importantes, la presión para el que saca es mayor, el partido se vuelve más interesante para el público, se comienza a inclinar la balanza para uno u otro jugador. Hay dos tipos de variables importantes en el cuarto game, que son las siguientes:
- 4-2 o 4-3 abajo con saque: Implica mayor presión porque debe retener su saque, en teoría lo esperable, pero la presión por mantener su saque puede jugarle una mala pasada ya que existe la preocupación de que si pierde su saque el contrincante se pone a 5 games y con su saque, es decir a tiro de la victoria.
- 4-2 o 4-3 abajo sin saque: Un tenista con poca fortaleza mental, perseverancia, espíritu de lucha y fe en sí mismo “tirará la toalla” y dará el partido por perdido, simplemente esperando que este termine para irse a su casa y dejar de sentirse mal. Mientras que uno con fortaleza interna luchará hasta el final, que es lo esperable e ideal, porque el set todavía no se ha terminado, todavía se puede dar vuelta al resultado e incluso se puede perder pero como estrategia es mejor cansar al oponente que dejar que se lleve el set fácil.
• Perder el saque: Se considera que el que saca tiene la ventaja, entonces cuando, le “rompen” el saque o lo “quiebran” es una situación esperada y de ventaja para el otro jugador, esto tiene un impacto psicológico y emocional en ambos jugadores. Tanto para el que pierde como para el que gana. Este es un momento clave del partido. El siguiente game es decisivo ya que definirá si se consolida ese quiebre, porque en oportunidades el que quebró se relaja mentalmente por la emoción y alegría ocasionando que el rival se crezca, se conecte o estimule más (por ejemplo Rafael Nadal es así) y aproveche la relajación del otro para emparejar las cosas.
• Cuando se ha roto el saque: Cuando se la ha roto el saque o se le ha quebrado al otro jugador, puede caerse en un relajo, exceso de confianza y/o tranquilidad que puede hacer que baje su activación y/o concentración, relajándose, dando cabida a que esto pueda ser aprovechado por el otro jugador.
• Los pequeños detalles: Son los que hacen la diferencia en el tenis en partidos largos (en duración, tiempo, y/o en sets), y esos pequeños detalles son dados por el aspecto mental. Esos pequeños detalles para manejar la curva descendente (a partir del cuarto game), la presión, angustia, ansiedad por ganar, el deseo de apurar el partido, manejar la cólera, frustración, impotencia, enojo, rabia, cólera, entre otros, la capacidad de mantener un flujo de energía positiva (alegría, diversión, optimismo, fe en sí mismo), capacidad para mantener a raya las emociones negativas, manejar los pensamientos negativos, intrusivos, irracionales o invasivos, mantener la concentración en los momentos claves (quiebres, cierres de games o sets, tie brakes, etc.), rutinas mentales entre puntos para preoxigenarse y renovarse física y mentalmente, para acallar la mente y permitir que el talento fluya de forma natural.
• Tie brakes: Esto realmente es una muerte súbita, implica un gran manejo emocional y concentración, así como sangre fría. Acá el aspecto mental es más determinante que cuestiones técnicas – aunque el cansancio también entra a tallar (partimos de la premisa de que en el alto nivel competitivo del tenis no hay mayores diferencias técnicas). Son energías que se enfrentan y el que sepa manejarlas, sacarles provecho y leer como va la del otro es el que sacará ventaja de esto.

Tips:

• El tiempo entre saques o puntos (25 seg.): Es importante el manejo de los tiempos en los saques. Si el otro viene bien, con ánimo, confianza y/o fuerza, será pertinente bajar el ritmo y tomarse un tiempo. Si el otro anda mal se puede apurar el partido. Pero en general tomarse un tiempo para respirar, secarse el rostro, concentrarse, enfocarse, controlar los miedos y ansiedad, e incluso, visualizar la acción antes de realizarla, habiéndose tomado casi todo o, incluso, los 25 segundos de tiempo entre punto, es bueno para el desempeño.
• El tiempo entre cambio de lado (1 min. 30 seg.): Igualmente es muy importante tomarse el tiempo entre el cambio de campo para relajarse, oxigenarse, prehidratarse y/o recuperar energías con algún alimento ligero, recuperar confianza y finalmente activarse mentalmente y prepararse para continuar con la lucha en el campo. Todo eso se puede hacer en apenas minuto y medio.
• Entre cambios de cancha es importante hacerse una rutina para el minuto y medio, respirar, leer algo en un papel (cuestiones técnicas, de confianza, fortaleza mental, concentración u otros), visualizar lo que se quiere corregir, mejorar o hacer. Se puede dividir el descanso en:
Recuperación:
- Rehidratación
- Comer algo
- Respirar
Relajación: Olvidarse de lo que ya pasó
Prepararse para el partido:

- Respiración específica
- Visualización
- Mensajes específicos
- Activación
- Preparación mental
El manejo de los tiempos durante el partido: El tenista debe aprender a leer el partido y a su oponente, oler el miedo, ansiedad, nerviosismo, desconcentración o confianza, fortaleza o cuando está subiendo. De acuerdo a eso debe apurar el partido para mantener esa confianza y energía positiva, aprovechando el bache del oponente. Si se está mal es importante tomarse los 25 segundos entre punto para preoxigenarse, volver a la calma, recobrar los ánimos y la concentración.

* Es importante recalcar la importancia de lo mental, ya que el deportista no tiene la posibilidad de hablar con su entrenador durante el partido (salvo en la copa DAVIS), por lo que a diferencia de otros deportes que tienen paras, no hay retroalimentación externa calificada.


Rutinas mentales:

El tenista debe estar lleno de rutinas mentales para las competencias:

• Rutinas antes del partido: Para activarse, enfocarse, meterse al campo de juego, dejar de lado su yo personal y trasladarse a su yo atleta u otros.
• Rutinas entre puntos.
• Rutinas entre games.
• Rutinas entre sets.
• Rutinas para enfocarse en el presente.
• Rutinas para cuando se está mal en el partido.

Hay grandes ejemplos en el tenis que manejan muy bien estas situaciones como Andre Agassi, Roger Federer o Rafael Nadal.


Tres variables psicológicas claves en el tenis


El tenis puede ser tanto una actividad divertida como una que genere muchas emociones negativas y por ello hay tres factores claves que se deben trabajar: la ansiedad, la frustración y la concentración.

El tenis no es solamente cosa de tomar una raqueta y ponerse a jugar. La diversión que se tiene dentro de una cancha también tiene su contraparte, sobre todo cuando uno se enfrenta a jugadores del mismo o mejor nivel por lo que vivimos momentos difíciles.


La tolerancia a la frustración será clave para superar los errores no forzados en un partido.

Existen una serie de variables psicológicas que influyen antes y durante un partido, que solamente se pueden apreciar por quienes han estado dentro de una cancha y que incluso si no son manejados adecuadamente pueden convertir este deporte en una tortura más que en una actividad que se disfruta.

A nivel psicológico, una de las situaciones más comunes es observar cómo afecta el nivel de ansiedad. En general en el deporte, cuando uno se encuentra en una competencia y quedan sólo minutos para entrar a la cancha, se comienzan a presentar diferentes síntomas que indican que tanto nuestro cuerpo como nuestra mente se están preparando para la situación competitiva.

Esta preparación a la competencia se manifiesta a nivel de pensamientos y representaciones de lo que será la competencia y en nuestro cuerpo con tensión muscular, aceleración de la frecuencia cardíaca, aumento de la sudoración y fatiga, etc. Estos síntomas se asocian generalmente al fenómeno conocido como ansiedad pre-competitiva.

Otra variable muy común es la frustración, lo que en el tenista suele traducirse en irritabilidad. Esto se explica básicamente porque el tenis es un deporte donde los protagonistas constantemente se ven enfrentados al error (involuntario o inducido por el rival), donde a pesar de poseer un buen nivel de juego, la búsqueda del punto ganador puede llevar a errores no forzados que inevitablemente producen un estado de fastidio y frustración.

En este deporte es muy fácil perder la concentración por eso se recomienda nunca perder cuál es el foco de atención.

Si observamos a los principales referentes actuales del tenis como Djokovic, Nadal o Federer es fácil ver cómo han ido desarrollando una alta tolerancia a la frustración, porque a pesar de poseer un excelente nivel técnico y una gran capacidad física, por el mismo nivel de sus rivales se ven forzados a exigirse a tal grado que fallan tiros por milímetros o reciben tiros ganadores cuando menos lo esperan. Si un jugador no es capaz de dar vuelta la página de un punto a otro le puede costar el partido.

Otra de las variables psicológicas que se consideran muy relevantes en la práctica del tenis es la concentración, que se entiende como la atención del deportista en las señales relevantes de la actividad que se está realizando. Pueden ser consideradas como señales relevantes la misma pelota de tenis, los movimientos de la muñeca y raqueta del rival o hasta sus gestos. Por supuesto que mantener el foco atencional durante largos lapsos de tiempo es muy agotador, sumando a esto que generalmente también hay un cansancio físico simultáneo.


La visualización en el tenis

Previo a un partido de tenis resulta vital la capacidad de anticipar lo que podrá suceder e imaginar los distintos escenarios para estar preparados y entrar con una mejor preparación a las posibles situaciones deportivas.
Uno de los aspectos esenciales en el trabajo mental de un tenista es la visualización, sobre todo por ser un deporte individual donde cada detalle y aspecto psicológico cuenta de manera crucial y deben ser manejadas de forma adecuada por cada deportista.
La gran ventaja que se posee para realizar este trabajo, es que cada uno de nosotros, de forma innata siempre está realizando trabajos de visualización inconscientemente. Este proceso ocurre generalmente cuando se acerca una competencia o evento importante, y uno comienza a “imaginarse” cómo va a ser el propio desempeño, cómo enfrentará este desafío y empieza a anticipar posibles escenarios.


La visualización en el tenis permite tener más capacidad de anticipación a la hora de enfrentar los partidos.

Para comenzar con la utilización de esta técnica, donde se buscará anticipar los posibles acontecimientos de una competencia y recrear el desempeño ideal, se sugiere un estado de relajación que permita un mayor nivel de concentración. Para conseguirlo, a continuación algunas recomendaciones:

• Para realizar la visualización, se debe buscar un lugar sin mayores distracciones o un lugar relacionado al deporte, como la cancha o club donde se entrena.
• Ejercicios de respiración que permitan bajar las pulsaciones.
• Comenzar con elementos fáciles de visualizar, como puede ser la raqueta y todas sus características, la pelota y luego pasar a la cancha, los rivales, los golpes y las diferentes jugadas que ocurren en un partido.
• Visualizar no sólo la acción deportiva, sino que también el entorno que rodea la disciplina (la cancha de tenis, ambiente, clima, galerías, la gente que observa, etc.).
• No limitarse al aspecto visual, se deben incluir todos los sentidos para hacer la visualización lo más real posible.
• No existe una “forma única” para realizar la visualización, cada deportista tiene un modo diferente de entender y aplicar su forma de ver y entender el deporte.
• Es importante realizar una visualización donde se busque de forma positiva una buena actuación deportiva, una actuación ideal. Pero no se deben olvidar los aspectos que incomodan y distraen en la competencia, para a pesar de ello, saber manejarlo y poder rendir de todas formas.

Se sugiere que el entrenamiento mental reciba una cantidad de tiempo acorde a las exigencias que tendrá el deportista en este aspecto durante la competencia, y sabemos que en un deporte tan mental como el tenis, constantemente se está lidiando con variables como frustración, ansiedad y concentración.

Debemos entender que la visualización nos permite practicar y planificar como jugaremos/competiremos en un partido de tenis, y a su vez anticipar las diferentes situaciones, de modo que podamos tomar decisiones de mejor forma y más rápidamente cuando estemos en la cancha.

Es importante considerar que esta técnica requiere de mucha dedicación y trabajo, al igual que los otros aspectos como el físico o tenístico, por lo que se debe tener constancia y perseverancia para que pueda ser un real aporte.



Volver