La mente en el tenis

Tener una técnica depurada o un estado físico envidiable parecen ser las claves para ser un gran tenista, pero cualquiera que haya entrado a una cancha de tenis ha podido comprobar que el factor clave es otro: la mente.
Quienes han tomado una raqueta y se han parado en una cancha de tenis, ya sea simplemente a aprender y jugar o a competir, han podido percibir rápidamente la incidencia e importancia del factor mental.

La visualización en el tenis

Previo a un partido de tenis resulta vital la capacidad de anticipar lo que podrá suceder e imaginar los distintos escenarios para estar preparados y entrar con una mejor preparación a las posibles situaciones deportivas.
La visualización en el tenis permite tener más capacidad de anticipación a la hora de enfrentar los partidos.
Para comenzar con la utilización de esta técnica, donde se buscará anticipar losposiblesacontecimientos de una competencia y recrear el desempeño ideal, se sugiere un estado de relajación que permita un mayor nivel de concentración. Para conseguirlo, a continuación algunas recomendaciones:

• Para realizar la visualización, se debe buscar un lugar sin mayores distracciones o un lugar relacionado al deporte, como la cancha o club donde se entrena.
• Ejercicios de respiración que permitan bajar las pulsaciones.
• Comenzar con elementos fáciles de visualizar, como puede ser la raqueta y todas sus características, la pelota y luego pasar a la cancha, los rivales, los golpes y las diferentes jugadas que ocurren en un partido.
• Visualizar no sólo la acción deportiva, sino que también el entorno que rodea la disciplina (la cancha de tenis, ambiente, clima, galerías, la gente que observa, etc.).
• No limitarse al aspecto visual, se deben incluir todos los sentidos para hacer la visualización lo más real posible.
• No existe una “forma única” para realizar la visualización, cada deportista tiene un modo diferente de entender y aplicar su forma de ver y entender el deporte.
• Es importante realizar una visualización donde se busque de forma positiva una buena actuación deportiva, una actuación ideal. Pero no se deben olvidar los aspectos que incomodan y distraen en la competencia, para a pesar de ello, saber manejarlo y poder rendir de todas formas.

Se sugiere que el entrenamiento mental reciba una cantidad de tiempo acorde a las exigencias que tendrá el deportista en este aspecto durante la competencia, y sabemos que en un deporte tan mental como el tenis, constantemente se está lidiando con variables como frustración, ansiedad y concentración.

Debemos entender que la visualización nos permite practicar y planificar como jugaremos/competiremos en un partido de tenis, y a su vez anticipar las diferentes situaciones, de modo que podamos tomar decisiones de mejor forma y más rápidamente cuando estemos en la cancha.

Es importante considerar que esta técnica requiere de mucha dedicación y trabajo, al igual que los otros aspectos como el físico o tenístico, por lo que se debe tener constancia y perseverancia para que pueda ser un real aporte.


La importancia de la rutina previa en el tenis


Cada vez que entra a la cancha, el tenista debe estar enfocado 100 por ciento en el partido que enfrentará, por lo que la preparación que se haga es fundamental para afrontar el desafío.
Ya sea jugando tenis a nivel profesional o en torneos de aficionados, este deporte requiere de un alto grado de concentración que no se obtiene simplemente al momento de entrar a la cancha, sino que requiere idealmente de un trabajo previo.
Al igual que no se debe entrar a la cancha frío, sin algún tipo de calentamiento para soltar el brazo y el cuerpo, de la misma manera la mente se debe preparar para la competencia que se avecina y existen un par de rutinas básicas que son muy útiles para entrar en un estado adecuado.


Una rutina que puede ayudar a los tenistas a concentrarse es ordenar sus bolsos.

Al hablar de rutina nos referimos principalmente a costumbres y hábitos personales que se vuelven necesarios para convivir con los demás. En el deporte se vuelve aún más trascendental, entendiendo el aporte del orden y la disciplina, por lo que es necesario mantener una rutina adecuada para obtener buenos resultados.
Para ayudar al tenista a comprender la importancia de este proceso, así como en la vida cotidiana, se ejemplificará a través una instancia fundamental: la rutina antes del partido de tenis como preparación psicológica.

Un ejercicio básico pero muy efectivo para iniciar la “concentración” para el partido es la organización del bolso de tenis. Con esto nos referimos a la raqueta, la hidratación, toalla, gorro o visera, pelotas, muñequeras, bloqueador, etc. Lo ideal es hacer una lista que se tenga a mano para poder ordenar todos los implementos.

Esta lista no debe considerar sólo la ropa y la implementación deportiva que se utilizará, sino que también un chequeo del estado en que éstos se encuentran, puesto que no es la idea llegar a la cancha para enterarse que la raqueta tenía las cuerdas cortadas o que la última vez que se jugó uno se prometió que compraría pelotas nuevas para reemplazar las que están en mal estado, pero nunca lo hizo.

También se hace muy necesario el trabajo de calentamiento, no sólo por las razones físicas de estar listo de enfrentar un partido, sino porque además se puede aprovechar de incluir una rutina de trabajo mental para preparar la práctica deportiva y entrar en un estado ideal de concentración.

Previo a la competencia el aspecto mental que se manifiesta principalmente es la ansiedad, y esto puede influir incluso en posibles lesiones, ya que la presión que el deportista siente se suele traducir en tensión o contracturas musculares.



Mentalizarse positivamente en el calentamiento previo al partido también es una buena rutina.

Por esto en los ejercicios previos, por ejemplo el trote o la elongación, se recomienda que el tenista vaya pensando positivamente en sus fortalezas y en cómo puede aprovecharlas durante el partido, y realizar ejercicios de visualización donde se imagine ganando puntos importantes y celebrando, o ejecutando a la perfección un plan de juego en caso de conocer bien al contrincante.

En el alto nivel también es acostumbrado usar mucho la música para entrar en ritmo. Esto lógicamente depende del gusto y forma de ser de cada tenista, pero es muy común ver a los deportistas calentando con audífonos lo cual es un apoyo para ir ambientándose a lo que será el partido.

Con este proceso el jugador evita tener que “pre-ocuparse” del partido, sino que ocuparse inmediatamente creando estrategias y aumentando la autoconfianza a partir del refuerzo positivo.


9 consejos básicos para preparación psicológica en el tenis

Algunos simples consejos mejorara en tu tenis.

1. Intentar no pensar en cosas que nada tienen que ver con el tenis: marcador, pasado (mi rival siempre me gana / siempre gano a este rival, aquella bola era buena y me la ha cantado fuera, etc.…), futuro (5-3 a favor / en contra, este set ya lo he ganado / perdido,…). El marcador también puede hacernos perder la concentración. La cuestión es que ninguna de estas cosas nos ayudan a jugar a tenis, puesto que no nos indican ni la posición en pista, ni el gesto técnico ni la estrategia frente al rival. Estos pensamientos suelen aparecer en los momentos de pausa entre punto y punto e incluso entre juego y juego.

2. Durante el juego, no se debe pensar ni analizar nada, simplemente se debe jugar a tenis. El análisis se debe realizar durante las pausas entre puntos o entre juegos, a poder ser acompañando dicho análisis con algún tipo de ritual conductual (ej: jugar con las cuerdas de la raqueta mientras las estamos mirando) para poder automatizar esta conducta. Durante el juego, simplemente se debe ejecutar la intención, sin tiempo de analizar.

3. La concentración enfocada hacia la pelota: especialmente en el momento del impacto, puesto que de este impacto depende la trayectoria de la misma y, si no focalizamos la atención hacia la bola, podemos fallar por muy preparada que tuviéramos la estrategia.

4. Reforzarnos ante los éxitos: es decir, cuando se realiza un buen golpe debemos reconocerlo como tal, mediante lo que se conoce como un refuerzo verbal (Ej. ¡Vamos!). Cuando el resultado de una conducta es reforzado positivamente (entendiendo el refuerzo positivo como un premio), aumenta la probabilidad de repetir esta conducta.

5. Aprender de los errores: si ante un error golpeamos la raqueta contra el suelo o nos maldecimos, lo único que podemos conseguir es descentrarnos y sobrepasar el nivel idóneo de activación. Si, por el contrario, al cometer un error (Ej. pelota a la red) analizamos el porqué y visualizamos (o gestualizamos) cuál debería haber sido el golpe para no fallar (ej: abriendo más las cuerdas), entonces el error se convierte en una fuente de aprendizaje que nos ayudará a evitar este error, y de esta forma le sacamos provecho al error.

6. Marcarse objetivos: una de las estrategias para alcanzar el flujo (estado de concentración estrecho hacia los estímulos importantes del juego) es marcarse objetivos, como por ejemplo intentar tres primeros saques seguidos, o devolver tres restos de primer saque, concentrándose para alcanzar este objetivo.

7. Auto diálogo positivo: hablarse positivamente entre punto y punto es una buena estrategia para autorregularse, reforzarse o planificar. Un punto clave es evitar a toda costa las autocríticas. También es esencial usar palabras o frases de auto refuerzo como clave para obtener impulso adicional.

8. Inducir el buen humor: si estamos de buen humor disfrutaremos con el juego, nuestro auto diálogo será más positivo y no reaccionaremos agresivamente ante los errores. Para ello sugiero que forcéis una mueca de sonrisa, puesto que la configuración muscular que requiere la mueca de sonrisa hace que el cerebro la identifique como positiva y se encarga de segregar en la sangre sustancias de acorde con la emoción. (W. James se pregunto: ¿Lloramos porque estamos tristes o estamos tristes porque lloramos?)

9. Control del estado de activación: todos tenemos un punto de activación ideal, no es el mismo para todas las personas, pero suele ser constante para una misma persona. Si estamos demasiado acelerados, nos podemos bloquear y jugar con miedo; para ello sería preciso un auto diálogo de calma y sobre todo una respiración de relajación (aspirar lentamente, sostener unos segundos el aire y expirar lentamente). Si estamos cortos de activación, podemos sentir pereza, pocas ganas de jugar, etc…Entonces necesitamos aumentar la activación, ya sea realizando un buen calentamiento para aumentar la tasa cardiaca y apretando los dientes como cuando nos enojamos, para que el cerebro identifique la situación muscular como enojo y de la orden de segregar sustancias energéticas en la sangre para afrontar el enojo (Ej. adrenalina).

10. Es muy importante no definir un partido de tenis como un problema, sino que cualquier competición debe ser conceptualizada como un desafío, para, de esta forma, disfrutar del proceso (el juego en sí) por encima del resultado (pensamiento en futuro).

Autor: Carlos García Cordal

Volver